Una casa rural modernista del siglo pasado

Cal Florit es una opción de alojamiento rural exquisita para los amigos y las familias que deseen submergirse en la esencia del Penedès. También es un lugar excepcional para desarrollar todo tipo de actividades para empresas y colectivos.

Cal Florit, una de las casas más emblemáticas del Alt Penedès, se construyó entre 1900 y 1913 en la tradición modernista de Gaudí y Domenech i Montaner. Todos los detalles originales de la casa han sido cuidadosamente conservados y restaurados a su estado original. Cal Florit está catalogada por el Gobierno de Cataluña como de especial interés arquitectónico. Situada en el tranquilo pueblo vitícola de Les Cabanyes, la casa está rodeada en su totalidad por viñedos y ofrece vistas incomparables de Montserrat y la comarca del Alt Penedès, famosa por su cava. Con una ubicación ideal, Cal Florit se encuentra a tres minutos de la capital, Vilafranca del Penedès, a 20 minutos de las espléndidas playas de Sitges, a 45 minutos de Barcelona, Port Aventura y las ruinas romanas de Tarragona.

Cal Florit se compone de más de 400m2 de espacio habitable, empezando por una espectacular sala de estar que cuenta con una chimenea de leña y TV vía satélite. Sigue con una cocina independiente con electrodomésticos modernos y un comedor, ambas estancias con acceso y vistas al jardín. También hay una pequeña sala de estar y un baño grande. El primer piso cuenta con cinco habitaciones, cada una con pinturas y molduras originales, tres con camas de matrimonio, una con dos camas individuales y una habitación familiar que tiene capacidad para cuatro personas. También proporcionamos una cuna para bebés. Tres cuartos de baño completos y dos terrazas completan la planta. La segunda planta ofrece un espacio loft abierto multiuso amueblada con sofás y alfombras.

Un jardín exuberante con estanques de peces y hojas de palma da paso a una piscina 4m x 8m y zona para tomar el sol. Además, hay una zona de comedor cubierta con barbacoa perfumada por la floración del jazmín durante todo el verano.

Cal Florit está catalogada por el Govern de Catalunya por su singularidad arquitectónica y la fachada está protegida históricamente.

Cal Florit es conocido como el "Castillo"por la torre de cuatro metros de altura que corona la casa.

El arte floral es un elemento decorativo constante en toda la casa.

Las ventanas góticas están abiertas a las espléndidas vistas del Alt Penedès.

Las escaleras cubiertas por la hiedra descienden al jardín.

En toda la propiedad crecen flores silvestres y cultivadas.

Un lugar con sombra para todo el mundo.

Un entorno pensado para los niños.

Instagram